Chávarry en campaña

Cerca de 60 mil personas respaldan petición para destituir al Fiscal de la Nación. (César Campos/Perú21)

Cerca de 60 mil personas respaldan petición para destituir al Fiscal de la Nación. (César Campos/Perú21)

Chávarry en campaña. (César Campos/Perú21)

Cerca de 60 mil personas respaldan petición para destituir al Fiscal de la Nación. (César Campos/Perú21)

Editorial Perú21
Editorial Perú21

El fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, ha dedicado un tiempo, los últimos dos días, a aparecer en entrevistas largas y tendidas en las que se ha mostrado como víctima de una campaña de desprestigio y ha lanzado algunas frases que, en la coyuntura, suenan desafiantes y hasta amenazantes.
Dijo que “en cualquier momento” puede sacar al fiscal José Domingo Pérez “si compruebo que no está cumpliendo con su función”.

Pérez, quien ha ganado notoriedad por el papel que está desempeñando en la investigación del caso Lava Jato y el supuesto lavado de activos del partido de Keiko Fujimori, ha interpretado esas palabras como un mensaje que Chávarry manda a los testigos y colaboradores que están brindando abundante información en los casos que él tiene en sus manos.

A Pérez, las palabras del fiscal de la Nación le han sonado a que su despacho está tocando efectivamente las fibras de una organización criminal.
El fiscal de la Nación se esfuerza en mostrarse como víctima de una campaña para desprestigiarlo. “Hay un direccionamiento”, ha dicho ensayando una explicación a que las fiscales Sandra Castro y Rocío Sánchez lo hayan involucrado en el caso de Los Cuellos Blancos del Puerto. De ambas también ha señalado que “tengo la oportunidad de cambiar a esas fiscales que son provisionales, pero no lo hago para que no se piense que quiero limpiarme”.

Por otro lado, aunque el presidente Martín Vizcarra ayer fue bastante cauteloso al responder sobre la situación de la Fiscalía de la Nación, sí dijo que el Ministerio Público debe ser una institución que genere confianza en la población.

Chávarry también aprovechó sus apariciones en medios para enviar unos comentarios al Gobierno. “Será que en mis manos tengo investigaciones muy serias (…), parece que eso es lo que les preocupa”, enfatizó mencionando Chinchero y casos que involucran a Peruanos por el Kambio.

Horas después, formalizó denuncia constitucional contra Pedro Pablo Kuczynski, Mercedes Aráoz, Carlos Bruce, entre otros, por presunta compra de votos para impedir la vacancia del entonces presidente.

Su situación complicada se tuerce incluso más con la información publicada ayer por El Comercio sobre un cambio de puntaje en el Consejo Nacional de la Magistratura, en junio, para ratificarlo como fiscal supremo. Él dice que todo fue una falla técnica del sistema y no se hace más líos. El fiscal de la Nación está en su propia campaña.

Ir a portada