(Internet)
(Internet)

Un comercial protagonizado por la actriz Pamela Anderson ha sido prohibido en el Reino Unido por ser sexista y degradante para las mujeres. Los espectadores se quejaron de las escenas de baile de la estrella de Baywatch en bikini mientras se cubría el cuerpo con crema en una sala llena de hombres. Antes, Anderson aparece vestida con un traje de chaqueta y luciendo un gran escote en una reunión donde ejecutivos fantasean con ella.

La Autoridad británica de Estándares Publicitarios (ASA, por sus siglas en inglés) aseguró que el spot recibió cuatro quejas para que sea sacado del aire.

Dreamscape Networks, compañía responsable de la campaña, salió al frente para aclarar que el comercial no tiene tintes "pornográficos", como algunos han querido ver.