(Agencias)
(Agencias)

Los ejecutivos de la cadena estadounidense CBS criticaron la desobedencia de cantantes como Miley Cyrus por usar vestidos escotados en la ceremonia de los premios Grammy, pese a la orden de no mostrar piel- que comunicaron hace unos días- para evitar multas.

"Demasiado escote", aseguraron los organizadores de los premios, para describir el vestido de la recordada 'Hannah Montana'. Pero Miley no fue la única que recibió comentarios negativos sino también Jennifer López, por su vestido negro con una larga abertura que mostraba su pierna derecha. Muy provocativo, a la vez que elegante, pero muy inapropiado para los estándares de vestuario que exigía la cadena CBS. "No dijeron nada de las piernas. Yo pensaba que estaba siendo una chica buena", expresó J.Lo cuando se le consultó por su atrevido vestido.

Otra diva de la música que también acaparó miradas fue Katy Perry, quien lució un ceñido traje con un pronunciado escote.