ARRESTADOS. La Policía detuvo a seis sospechos de haber atacado a la mujer y les cubrió los rostros. (Reuters)
ARRESTADOS. La Policía detuvo a seis sospechos de haber atacado a la mujer y les cubrió los rostros. (Reuters)

NUEVA DELHI (Agencias).– A casi un mes de la brutal violación de una estudiante india de 23 años, otra mujer fue víctima de una agresión sexual cuando viajaba en un autobús.

La víctima, de 29 años, partió desde del pueblo de sus padres –en el norteño estado de Punjab– al de su marido. Cuando todos los demás pasajeros se bajaron, el conductor no se dirigió al poblado sino a una ciudad. Luego obligó a la mujer, con ayuda de otro hombre, a subirse a una motocicleta y la llevó a un sitio desconocido. Allí fue violada por siete hombres, según denunció la mujer a la policía.

"Hemos detenido a seis de los acusados y buscamos al sétimo", indicó un portavoz policial. Los hombres habrían admitido los hechos, perpetrados en la noche del viernes. A la mañana siguiente los acusados llevaron a la mujer, quien es una madre de dos hijos, a un lugar cercano a su casa.

UN CASO MÁSEn otro caso, una joven de 16 años se roció con gasolina y se prendió fuego tras ser violada por un vecino. La víctima, de la ciudad de Haryana –en el norte del país– sufrió quemaduras en todo el cuerpo y está muy grave en el hospital. La policía detuvo el sábado al sospechoso, un conductor de taxi.

Desde la violación en grupo y posterior muerte de la joven de 23 años Jyoti Singh Pandey, el pasado 16 diciembre en Nueva Delhi, los medios de comunicación de la India reportan cada día casos de violencia sexual contra mujeres.

SABÍA QUE

- Hoy comparecerán nuevamente los cinco agresores de la estudiante de 23 años que murió luego de ser violada y golpeada en diciembre pasado.

- Según las leyes indias, ellos podrían ser condenados a pena de muerte.