PROTESTAS. La vida de George Zimmerman no será la misma y temen por su seguridad. (AFP)
PROTESTAS. La vida de George Zimmerman no será la misma y temen por su seguridad. (AFP)

WASHINGTON (EFE).– La absolución de George Zimmerman, acusado de matar al joven negro Trayvon Martin, reabrió el debate racial y multiplicó las protestas en EE.UU., mientras entidades pro derechos civiles presionan al Departamento de Justicia para que presente cargos federales contra el exvigilante de origen peruano.

El secretario de Justicia y Fiscal General de Estados Unidos, Eric Holder, afronta una decisión crucial sobre si presenta o no cargos federales en contra de Zimmerman, después de que el exvigilante de barrio fuese declarado el sábado en Florida no culpable por un jurado que emitió su veredicto de forma unánime.

La Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP, por su sigla en inglés), la organización de derechos civiles más antigua de EE.UU., y otros grupos humanitarios presionan a Holder para que lo lleve a cabo.

En un comunicado emitido por la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió respeto a la petición de los padres de Martin, quienes llamaron a una reflexión calmada sobre los acontecimientos después de que se desencadenaran protestas en diversas ciudades.

"La muerte de Trayvon Martin fue una tragedia. No sólo para su familia, o para cualquier comunidad, también para Estados Unidos. Debemos preguntarnos si estamos haciendo todo lo posible para detener la ola de violencia armada que acaba con demasiadas vidas en todo el país de manera diaria", afirmó el presidente.

Holder, primer afroamericano fiscal general de la nación, se enfrenta a una decisión difícil en un polémico caso que ha llamado la atención de todo el país y despertado un renovado debate sobre la discriminación racial.

La absolución de Zimmerman ha provocado varias manifestaciones desde Nueva York a California.

Pese a que la mayoría de las manifestaciones fueron pacíficas, como en Los Ángeles, San Francisco o Sacramento, las protestas se tornaron violentas en la ciudad de Oakland.

TENGA EN CUENTA

- Zimmerman, de 29 años e hijo de madre peruana, fue declarado "no culpable" de asesinato en segundo grado y homicidio involuntario que se le imputaban por la muerte de Trayvon Martin de 17 años, en febrero de 2012.

- Zimmerman le disparó a Martin que estaba desarmado en el suburbio de Sanford, en Florida.