notitle
notitle

No tuvo reparo en declarar públicamente que tenía muchos amigos de filiación marxista, aunque discrepaba de su ideología. Y que era un error calificar de comunistas a los sacerdotes que defendían a los pobres, cuando hace ya dos mil años que el evangelio propugnaba lo mismo, reivindicando así a la Teología de la Liberación. Después de conocerlo personalmente, nada menos que Raúl Castro declaró que ahora sí iría a escuchar la Misa. El presidente Manuel Santos no duda en pedirle que interceda para acelerar la paz con los terroristas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ¿El papa Francisco es un izquierdista o un "rojimio"? No; es que hace mucho tiempo que extrañábamos la verdadera voz del Evangelio adormecidos por las cantaletas santurronas.

Decidido a combatir franca y abiertamente a los curas pederastas, encubiertos por ciertos obispos, cardenales y hasta la curia romana de épocas anteriores, ahora impulsa el primer juicio de la Iglesia contra un ex nuncio apostólico.

Se terminó con –cosa diabólica– la búsqueda del silencio y la impunidad con el pago en dinero a las familias de los niños abusados sexualmente. Se ha creado un tribunal para los sacerdotes y obispos que encubran la pederastia.

Su última encíclica ("La Casa Común"), acerca del cambio climático, la defensa del ambiente y la crítica al consumismo de los sectores pudientes ha delineado la posición de la Iglesia ante los retos del futuro.

La calidad de agua que consumen los sectores excluidos provoca la muerte de millones de niños, negándoles el derecho a la vida (con o sin necesidad de lubricación). Que la pobreza que coexiste con el despilfarro de los sectores más ricos es un escándalo que nos debiera avergonzar. Que es hora de ir contra la corriente.

Sabe que pisa muchos callos. Quizá, por eso, hace algunos meses declaró: "Tengo la impresión que mi Pontificado será muy breve".