¿De qué depende la reactivación de la economía?
¿De qué depende la reactivación de la economía?

Vivimos una contracción sin precedentes en un tiempo muy corto. El aislamiento social (parcial o total) paralizó la oferta y la demanda de la economía; empresas cerradas, desempleo y compradores sin ingresos. El lunes pasado se autorizó el funcionamiento de ciertas actividades. El gobierno busca contener la propagación del virus y reactivar la economía al mismo tiempo. ¿Se puede?

En primer lugar, la crisis económica se origina en el aislamiento social, medida indispensable para frenar los contagios. Existe consenso en que de no haberla hecho, el número de contagiados sería mucho mayor. Ello no quita que siga aumentando y que Perú ocupe el puesto 13 a nivel mundial en número de casos confirmados.

En segundo lugar, para que el gobierno siga liberando actividades y por ende se acelere la reactivación, la condición es la contención del contagio. Esta semana hemos observado grandes aglomeraciones en distintos lugares. No se mantiene la distancia social y por ende no se contiene el avance del virus. Entonces todo será más lento.

Ojo que no se trata de no trabajar, sino de hacerlo manteniendo la distancia social y con mascarilla. Pareciera que existe una cultura de aglomeración. No sabemos seguir reglas o porque no creemos o porque así pensamos que desafiamos a la autoridad. Insisto: trabajar sí, pero con la distancia social.

En tercer lugar, los grupos más afectados por la pérdida de empleos y/o ingresos son los informales que pertenecen a los segmentos socioeconómicos más bajos. De aquí sale una pista: la velocidad de recuperación dependerá de la contención del virus en el sector informal; además más del 70% de los informales han perdido sus ingresos. El formal está intentando cumplir con los protocolos para abrir. Podemos entender el problema. El informal de bajos ingresos vive al día y siempre jugó con sus propias reglas. No es una crítica, es una realidad. ¿Tenemos acaso un padrón de informales para poder hacerles llegar el bono u otra ayuda? ¿Tienen una cuenta bancaria para depositarles el apoyo?

Quizás esta vez la informalidad nos muestre su mayor desventaja. No ser formal implica no estar en el radar. Además, no solo lo son en términos laborales. El hecho de vivir bajo sus propias reglas significa que no rigen las reglas del mundo formal. Se permite la salida a trabajar y el resultado son aglomeraciones y por ende más contagio y recuperación aún más lenta.

No estoy culpando a los informales de ser informales. Siempre lo fueron. No saben cómo ser de otra manera. Más se asocia a una falta histórica del Estado. Las deficiencias estatales de los últimos cien años nos pasan la factura.

La recuperación será muy lenta. No puede ser de otra manera, pues no veo que los contagios cedan en los siguientes días. No veo cómo. La recuperación de la economía dependerá de la rapidez con la que se contenga el contagio.

De nada sirven las buenas o malas medidas del MEF y BCR ni las propuestas populistas del Congreso si no se logra lo anterior. Ciertamente los bonos, programas de créditos, entre otros, van muy lento, pero esa realidad no quita la anterior.