EN PIE DE LUCHA. Mineros mantienen las marchas y bloqueos. (Difusión)
EN PIE DE LUCHA. Mineros mantienen las marchas y bloqueos. (Difusión)

Mano dura. En medio de las protestas de los mineros informales que rechazan las acciones de interdicción que realiza el Gobierno –como parte de su plan de formalización–, el Poder Judicial dictó tres años de cárcel efectiva contra dos mineros ilegales que deforestaron 2.5 kilómetros de bosques de la Reserva Nacional Tambopata, en Madre de Dios.

La sentencia del Primer Juzgado Penal de Tambopata concluyó que Gasmi Navarrete Ninantay y Leoncio Rodríguez fueron "culpables del delito contra los recursos naturales, en su modalidad de depredación de bosques", por el grave daño causado, en su afán de buscar oro, en la zona de Alto Malinowski. Por ello, se ordenó su internamiento en el penal de San Francisco de Asís, de Puerto Maldonado, y además se les impuso el pago de una reparación de 3,000 soles en favor del Estado peruano.

Mientras tanto, en La Libertad la Fiscalía denunció a los 26 mineros que fueron detenidos el martes en el kilómetro 64 de la carretera de penetración al ande liberteño, por obstaculizar el libre tránsito vehicular, por resistencia a la autoridad y lesiones. El jefe de la Policía en esa región, coronel PNP Roger Torres Mendoza, dijo que en las próximas horas se determinará si los intervenidos pasan al penal El Milagro o si siguen el proceso judicial en libertad.

Pese a ello, las protestas contra la interdicción minera continúan y se agravan. Mientras Puerto Maldonado sufre por el desabastecimiento de los productos de primera necesidad –luego de tres días de bloqueo de carreteras por la huelga–, un grupo de mineros atacó ayer los vehículos que transitaban por la vía Puerto Maldonado-Cusco y, hasta el cierre de este informe, la Policía Nacional no había podido despejar los piquetes que interrumpían la vía Interoceánica.

Ante ello, el premier Juan Jiménez Mayor reiteró que el Gobierno seguirá adelante con la formalización y no tiene nada que dialogar con los informales. Asimismo, advirtió que el Estado será implacable y no tolerará actos de violencia o toma de carreteras.

DATO

- Aunque los mineros informales de Puno acordaron con el Gobierno levantar la huelga, los gremios de Sandia y Carabaya no aceptaron la propuesta, pues indicaron que no hubo un compromiso de aplicar las propuestas.