notitle
notitle

Adolfo Guevara,Opina.21aguevara@peru21.com

Es un medicamento de primera línea para tratar trastornos de origen bipolar (maniaco depresivos). El litio no se encuentra en forma pura, solo como sal. Fue Areteo de Capadocia el primer médico en identificar la relación entre una fase depresiva y la exaltación de la fase maniaca. Era un gran observador ya que, sin ninguna herramienta, comprobó su hipótesis de que dos enfermedades opuestas se podían dar en un mismo ser. Algo aún más sorprendente es que recomendaba una especie de baños medicinales que tenían litio sin él saberlo, ya que este elemento químico fue descubierto recién en 1817. Existen trabajos, como el del médico australiano John Cade, que colocaban orina de maniacos en el peritoneo de ratas de laboratorio, lo que las ponía excitadas. Él suponía que algo les faltaba o les sobraba. A ciencia cierta, se desconoce cómo actúa el carbonato de litio. La FDA autorizó su uso en 1974 para trastornos maniaco-depresivos. La dosis a usar es variable; el rango terapéutico debe estar entre 0.6 y 1.2 meq/Lt en sangre. Es importante el tener control sobre la dosis pues un exceso puede ser letal.