Duro. Dijo no se debe decidir en base a “lágrimas de cocodrilo”. (USI)
Duro. Dijo no se debe decidir en base a “lágrimas de cocodrilo”. (USI)

No se quedó callado. Ariel Bracamonte aseguró que su hermana Eva "es capaz de cualquier cosa con tal de obtener su libertad".

Esto en respuesta a la carta que la joven envió el miércoles a diversos medios de comunicación y en la que pide que la dejen en libertad y se muestra dispuesta a perdonar a su hermano.

Sobre el pronunciamiento que en los próximos días dará a conocer la Corte Suprema de Justicia –que deberá decidir si ratifica los 30 años de prisión impuestos a Eva por el asesinato de su madre, la empresaria Myriam Fefer–, señaló que espera que los magistrados sean imparciales.

"Deben decidir en base a un expediente y no a las lágrimas de cocodrilo de los procesados, sea en este caso o en cualquier otro", indicó Ariel Bracamonte.

Agregó que Eva es consciente de que él siempre luchó por aclarar el crimen de su madre. "Ella siente que yo soy el culpable de que esté presa", manifestó el joven.