notitle
notitle

Carlos Tapia,Opina.21Es el ministro con mayor aprobación ciudadana. Su estilo es una mezcla del impetuoso general Patton durante el avance aliado de 1944 en Europa y las imágenes de Fujimori cuando con botas de jebe y lampa en mano se mostraba ante la TV ayudando a controlar el desborde de los ríos. Está en todas las acciones operativas exitosas de la Policía Nacional, robos de autopartes, incursión a talleres clandestinos, decomiso de drogas, y también en el play de honor en un partido de fútbol, etc. Sin duda tiene un comportamiento hiperactivo. Siempre está acompañado por la TV; si no le gusta la peliculina hace lo posible por parecerlo. Su trato con el periodismo es coloquial, los tutea y es duro y lenguaraz; no les teme para nada. Sin embargo, no reconoce ningún error. ¿Alguien se lo imagina, cuando era oficial de Inteligencia durante 1988 en Castropampa, sentado en un escritorio y solo transcribiendo los informes de las patrullas? Es decir, un oficial apático. ¿Qué no conocía del asesinato de Bustíos y que recién se enteró por los medios? ¿O que tampoco conocía que en Castropampa se torturaba a mujeres, y a los soldados encargados supuestamente de liberarlas el oficial les decía: "No se olviden de tomar su Inka Kola antes de dejarla", para que la mataran a balazos.

Pero volvamos a lo anterior. Ha suplantado a las labores y funciones de los jefes policiales. ¿Alguien conoce el nombre del actual Director General de la Policia Nacional del Perú o lo ha escuchado hablar? De otro lado, siendo Urresti el presidente del Conasec, máximo organismo estatal para la seguridad ciudadana, todavía no los ha convocado para alguna reunión. No le interesa o no tiene tiempo para ello. Utiliza los medios para sugerir públicamente que la Fiscalía no lo ayuda con la información que necesita para detener a Rodolfo Orellana.

Declara que ahora (debido a su labor), la ciudadanía confía más en la Policía… porque han aumentado las denuncias en las comisarías. Curiosa deducción ¿no?