(Getty Images).
(Getty Images).

La victoria del exbanquero Guillermo Lasso en el balotaje presidencial del último domingo supone un contundente revés para el chavismo en Ecuador, representado en esos comicios por el izquierdista Andrés Arauz. El vecino país del norte podrá ahora seguir reconstruyendo su economía luego de la ruina económica en que lo dejó el último gobierno de Rafael Correa.

Arauz había amenazado incluso con desconocer puntos fundamentales del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, que el saliente Lenín Moreno había logrado establecer para poder sacar a su país de la crisis económica, agravada desde el año pasado por la dureza con que el COVID-19 se ensañó con sus habitantes. Moreno, que llegó a la presidencia con el partido de Correa, fue luego expulsado de este por “haberse apartado de los lineamientos del plan de gobierno”.

Lo cierto es que con Lasso los ecuatorianos tendrán, ahora sí, la oportunidad de quitarse de encima la sombra de la demagogia correísta, que, enquistada en su Estado desde hace años, viene lastrando su desarrollo, con una deuda externa y un déficit fiscal que crecían sin control alguno. El flamante mandatario, por el contrario, es un convencido de que solo una economía de libre mercado podrá cambiar el destino de su país, promoviendo la inversión privada y abriendo el país a los capitales internacionales.

A escala regional, la victoria del candidato conservador representa, asimismo, un retroceso del populismo chavista con el que algunos de sus líderes –léase Evo Morales– ya se frotaban las manos, con la idea de reconstruir el eje bolivariano que se formó a instancias de Hugo Chávez.

El propio Morales –quien declaró, muy ufano, que “perdimos en Ecuador, pero ganamos en Perú”– quedó muy mal parado también, luego de que el domingo su partido, el MAS, fuera derrotado en casi todas las regiones bolivianas donde se realizó una segunda vuelta para elegir gobernador.

Lasso tendrá la difícil tarea de levantar la economía ecuatoriana, sacudiéndola de las taras populistas que quedaron al desnudo durante su lucha contra la pandemia.


TAGS RELACIONADOS