notitle
notitle

Guillermo Giacosa,Opina.21ggiacosa@peru21.com

Bien por Mario, pero mejor sería que explicara cómo desde una plataforma neoliberal se pueden lograr esos fines. Por lo que sé, los niveles de violencia e injusticia crecen aceleradamente en los países europeos que han aplicado las políticas que él pregona. No solo son más violentos, algunos están quebrados. Nunca como ahora ha habido en dichos países bolsones de pobreza inimaginables en las décadas del 60 y el 70. El Nobel de Literatura debiera explicar también cómo se pueden dar batallas contra la explotación cuando su conferenciante del día siguiente fue José María Aznar, socio de George W. Bush en la cruzada criminal contra Irak, y socio de Mariano Rajoy en la aplicación de las medidas más brutales en la España postfranquista. Agregó ser optimista sobre el futuro de Latinoamérica, "a pesar de los estragos que todavía hace el populismo". "Sus polémicas declaraciones desataron una andanada de repudios y apoyo en las redes sociales", dice el diario La Capital, de Rosario. No es difícil saber quiénes repudiaron y quiénes apoyaron. Y una frasecita que repite siempre: "los países pobres lo son por propia elección" y opinó que si Argentina hubiera escogido políticas liberales hoy estaría entre los mejores países del mundo. Las escogió, Mario, las escogió, y terminaron en la crisis más profunda de la Argentina contemporánea y con un presidente huyendo en helicóptero. En la red alguien, muy sensato y educado, se preguntó ¿Qué fumó este señor?