notitle
notitle

José Carlos Reyes,Mis.Finanzasjreyes@peru21.com

¿Sale de compras aunque no necesite nada?¿Va por unos zapatos y termina comprando de todo, menos lo que quería? ¿Siempre repite "esta será la última compra fuera del presupuesto"?

Si alguna de las respuestas es afirmativa, debe tener mucho cuidado, pues ya podría estar en camino a ser un comprador compulsivo, una adicción que no solo afectará su salud emocional, sino que le traerá problemas financieros.

Para el psicólogo Manuel Saravia, director del Instituto Guestalt de Lima, las compras compulsivas se generan por sentimientos de soledad, ansiedad o envidia. "La compra le genera en la persona un estímulo gratificante, pues le da mayor poder y status, pero esta sensación es efímera y retorna la necesidad de seguir comprando", refiere.

En muchos casos los artículos adquiridos son innecesarios, y se salen del presupuesto. "Cuando la persona repara en ello, viene el sentimiento de culpa y depresión, pero ya está en un círculo vicioso", anota.

CAMBIO DE HÁBITOS¿Qué medidas tomar para mitigar esta adicción y evitar un impacto en su economía familiar? Para el psicólogo Luis Venegas, el primer paso será que la persona logre reconocer que sufre este problema.

"Luego debe destruir todas las tarjetas de crédito. O solo quedarse con una para emergencias. Empezar a pagar en efectivo le dará una idea realista del manejo del dinero", sostiene.

Los especialistas recomiendan hacer una lista de compras y respetarla.

Si la tentación es muy grande, hágase tres preguntas: ¿Lo quiere o lo necesita? ¿Lo puede pagar? ¿Tiene que comprarlo ahora?.