Copa América

Caída de meteorito deja más de 1,000 heridos

RUSIA. Momentos de pánico se vivieron en los Urales durante el ingreso de cuerpo espacial, cuya violenta onda sónica rompió los cristales de las ventanas. Algunas personas gritaban que había llegado el fin del mundo.

Hipersónico. La estela de nube que dejó el meteorito durante su paso asustó a los pobladores de la ciudad de Cheliábinsk. (AP)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

MOSCÚ (Agencias).– Un meteorito estalló con la potencia de una bomba atómica sobre los montes Urales de Rusia, donde generó una onda sónica que rompió los cristales de numerosas ventanas y dejó unas 1,100 personas heridas.

El espectáculo celeste causó un profundo terror entre miles de personas e, inclusive, algunas ancianas gritaban que había llegado el fin del mundo. Muchos de los habitantes sufrieron cortaduras por los fragmentos de vidrio expulsados cuando se acercaron a las ventanas para ver a qué se debía un resplandor de tanta intensidad.

ULTRAVELOZEl meteoro –que se calcula pesaba unas 10 toneladas– ingresó en la atmósfera de la Tierra a una velocidad hipersónica de al menos 54 mil kilómetros por hora y se desintegró a una altura de entre 30 y 50 kilómetros por encima de la superficie, dijo la Academia de Ciencias de Rusia en un comunicado.

En tanto, la televisión local difundió el video de un aficionado en el que aparecía un objeto que cruzaba el cielo a muchísima velocidad y rodeado por una estela densa y un destello de gran intensidad.

"Hubo pánico. La gente no sabía qué estaba sucediendo. Todos iban a otras casas para ver si las personas estaban bien", señaló Sergey Hametov, residente de Cheliábinsk, ciudad que sufrió los efectos de la caída del meteorito.

LOS HERIDOSAlgunos fragmentos del cuerpo espacial cayeron en una represa en las afueras de la localidad de Chabarkul, lugar donde se estrelló el bólido, que dejó un cráter de 7.92 metros en el hielo.

Las explosiones rompieron unos 100 mil metros cuadrados de cristales, y 3,000 inmuebles resultaron dañados en la ciudad, informaron las autoridades locales.

Por su parte, el Ministerio del Interior refirió que, tras la onda, unas 1,100 personas buscaron atención médica y, de ellas, 48 fueron hospitalizadas. La mayoría de las lesiones fue causada por fragmentos de vidrio. Asimismo, reveló que hay aproximadamente 200 niños heridos.

En un informe, la Agencia Espacial Europea recordó que, ordinariamente, los meteoros provocan ondas sónicas muy poderosas cuando entran en la atmósfera porque viajan a una velocidad superior a la del sonido. Sin embargo, indicó que es extraordinariamente excepcional que haya tantos heridos como la cantidad registrada ayer en Rusia.

PÁNICO Y TERRORValya Kazakov, residente de la ciudad de Cheliábinsk, dijo que algunas ancianas en su vecindario comenzaron a gritar que era el fin del mundo. Twitter se inundó de mensajes en ruso sobre el suceso del meteoro.

"Estaba sentado en el trabajo y la ventana se encendió, y fue como si toda la ciudad estuviera iluminada, miré hacia afuera y vi una gran estela en el cielo que duró unos dos o tres minutos. Todos los perros se pusieron a ladrar", contó otro testigo. Una estudiante de 25 años creyó que se trataba de un cohete que "hizo temblar a la Tierra".

FUE COINCIDENCIA El meteoro cayó menos de un día antes de que el asteroide 2012 DA14 se acercara a la Tierra. Sin embargo, la Agencia Espacial Europea precisó –en un mensaje por Twitter– que sus expertos determinaron que ambos fenómenos son ajenos el uno del otro. Se trata –manifestó– de "una simple coincidencia cósmica".

El asteroide cruzó el cielo nocturno sobre Sumatra (Indonesia), a tan solo 27,860 kilómetros de la Tierra, y continuó su travesía cósmica a unos 28,100 kilómetros por hora, informó la NASA.

"En promedio, un asteroide de esta envergadura se acerca a la Tierra cada 40 años, pero uno que amenace con chocar con nuestro planeta lo hace cada 1,200 años", puntualizó Donald Yeomans, director de la oficina de NEO (Near Earth Object, objetos cercanos a la Tierra en castellano) de la agencia espacial de EE.UU.

Por ello, insistió en que no se debe temer: "La NASA da la más alta prioridad al rastreo de asteroides que cruzan cerca de la órbita terrestre con el fin de proteger nuestro planeta".

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada