Se acabó. Juergueros fueron intervenidos por la Policía.  (USI)
Se acabó. Juergueros fueron intervenidos por la Policía. (USI)

Una vivienda del asentamiento humano Villa de los Ángeles, en San Juan de Miraflores, se convirtió en el nuevo escenario de una 'fiesta semáforo'. La Policía encontró, dentro de esta casa, a 47 adolescentes que bailaban frenéticamente con varias botellas de licor en la mano. Algunos menores, incluso, estaban vestidos con el uniforme de sus colegios.

Se trataba de chicos de 14 a 16 años, que fueron intervenidos junto con 22 adultos y que coreaban, eufóricos, las letras de las canciones. Todos fueron conducidos a la comisaría de Pamplona Alta.

Dentro de la vivienda se halló una gran cantidad de preservativos, así como varias botellas de alcohol.

DICE QUE NO SABE NADAJuan Manuel Encarnación Cano, propietario del inmueble –quien también fue intervenido–, declaró que cuatro jóvenes, entre ellos una chica, alquilaron el lugar para, supuestamente, festejar un cumpleaños.

"Suelo dar mi casa para reuniones sociales a cambio de dinero. Jamás pensé que esto me podría causar un problema. No sabía que iban a participar menores", sostuvo.

Según la Policía, los organizadores de esta clase de eventos buscan convocar a menores de edad –en su mayoría mujeres– para incitarlos al consumo de alcohol y promover algunas conquistas. También se fomentan las prácticas sexuales y, en algunos casos, la prostitución.

Se supo que muchos de los participantes de la fiesta salieron de sus hogares con el pretexto de que iban a realizar trabajos escolares grupales. Otros ni siquiera llegaron a sus casas luego de asistir al colegio.

Las adolescentes pertenecían a los colegios Juana Alarco de Dammert y Federico Villarreal, ubicados en el distrito de San Juan de Miraflores.

Trascendió que ninguno de los menores o adultos que estuvo en la 'fiesta semáforo' cumplía años y que el dueño del inmueble carecía de permiso para alquilarlo.

Los padres de los menores llegaron hasta la sede policial para recoger a sus hijos. Algunos les dieron una tremenda reprimenda, mientras que otros trataron de golpearlos.

SABÍA QUE

- Los mayores intervenidos fueron puestos en libertad. Ellos aseguraron que los invitaron a una fiesta y que no sabían que habría adolescentes.

- La Municipalidad de San Juan de Miraflores clausuró el local porque no contaba con las licencias respectivas. Al dueño del establecimiento se le impondrá una fuerte multa.