INTENSA BÚSQUEDA. Policía sigue los pasos de Castillo Gaete. (Percy Hurtado/USI)
INTENSA BÚSQUEDA. Policía sigue los pasos de Castillo Gaete. (Percy Hurtado/USI)

La Policía de Urubamba confirmó que el chileno Román Gustavo Castillo Gaete (35), también llamado 'Antares', líder de una secta satánica y quien asesinó a un bebé de solo tres días de nacido, llegó al Cusco hace aproximadamente un mes y estuvo hasta el martes 23 de abril en esa jurisdicción.

El jefe de la comisaría de Urubamba, comandante Wilber Callapiña, señaló que, al conversar con pobladores del distrito de Ollantaytambo, estos reconocieron plenamente al sujeto y confirmaron que cambió su fisonomía para no ser reconocido, aunque cuando llegó tenía la barba con la que aparece en las fotografías.

Además, dijeron que Castillo estuvo todo el tiempo acompañado de la chilena Francisca Ángela Ceroni Espinoza (21), quien el último lunes regresó a su país y ha afirmado que visitó el Cusco por turismo y por asuntos personales, y que no tuvo ningún tipo de contacto con Castillo Gaete.

"La Policía ha recibido los testimonios de pobladores de la zona y de artesanos quienes han reconocido a los dos chilenos y han manifestado que ambos se dedicaban a la venta de artesanías en un puesto ubicado en la entrada de la zona arqueológica de Ollantay-tambo", sostuvo Callapiña.

El jefe policial indicó que, según los pobladores, Castillo Gaete cambió de lugar de residencia hasta en tres oportunidades y que la última vez ocupó una vivienda entre los kilómetros 3 y 4 de la carretera Ollantaytambo-Abra Málaga, la cual abandonó luego de vender todas sus pertenencias.

En tanto, la Policía supervisó ayer, sin suerte, varios hoteles y hospedajes del barrio de San Blas con el fin de ubicar y capturar al supuesto asesino. Asimismo, policías visitaron diversas zonas del Valle Sagrado de los Incas donde se alojan ciudadanos chilenos, pero no se halló ningún rastro.

TENGA EN CUENTA

- La Policía Nacional ha desplegado unos mil 500 efectivos para ubicar el paradero de Castillo Gaete.

- Se han distribuido volantes con la nueva apariencia que tendría el chileno.