(Perú21)
(Perú21)

Pese a que hace tres años confesó que se sentía orgulloso de su homosexualidad, el cantante puertorriqueño Ricky Martin admite ahora que antes se avergonzaba de su condición y que incluso despreciaba a los gays.

"Miro al pasado y me doy cuenta de que le hacía bullying e intimidaba a gente que sabía que era gay. Tenía una homofobia interiorizada… Estaba enfadado con el mundo, era terriblemente rebelde. Solía mirar a los homosexuales y pensar: 'Yo no soy como ellos. No quiero ser así, ese no soy yo'. Me sentía completamente avergonzado de lo que era", declaró Ricky a la edición australiana de la revista GQ.

Asimismo, contó que no se sentía bien en su natal Puerto Rico por el rechazo a los gays. "Cuando todo el mundo te dice que sentir lo que sientes es una aberración, que la sociedad también lo cree y que la religión lo condena, tu autoestima se desmorona. Y creo que proyecté mi frustración y mi rabia hacia los que estaban a mi alrededor", manifestó.

Sin embargo, admitió que cambió su forma de pensar con el nacimiento de sus hijos, Matteo y Valentino, a quienes cría junto con su pareja, Carlos González. "No quería que mis hijos crecieran en una casa llena de mentiras o incluso pensando que había algo malo en ser homosexual", concluyó.