(Agencias)
(Agencias)

La generación peruana de los años 60 siempre consideró muy remota la posibilidad de ver tocar a algún Beatle en nuestro país. Sin embargo, el tiempo demostró todo lo contrario.

Después del histórico concierto de Paul McCartney –que se realizó hace dos años en el Estadio Monumental de Ate y que cautivó a cerca de 40 mil personas–, su excompañero Ringo Starr ya confirmó que tiene una cita con nuestro país el 11 de noviembre para ofrecer un magistral recital con su grupo All Starr Band.

Sin ánimos de retirarse pese a que tienen más de 70 años de edad, McCartney y Starr son las dos únicas leyendas vivientes de aquel asombroso cuarteto de Liverpool que llenó estadios y unió a más de una generación con sus melodías. Quizás el carismático baterista de The Beatles no convoque igual número de personas que Sir Paul –porque tocará en un local más pequeño (aún por definirse)–, pero sí es un hecho que cientos de admiradores del grupo querrán apreciar su música.

Tras la desintegración del cuarteto The Beatles, y después de la muerte de sus excompañeros John Lennon y George Harrison, Paul y Ringo se han mantenido muy unidos y dispuestos a apoyarse mutuamente en sus conciertos.

"NOS VOLVIMOS LOCOS".En una reciente entrevista, Ringo Starr recordó que él y sus excompañeros se ayudaron cuando empezaron los problemas. "Gracias a Dios, éramos cuatro para mantenernos en una especie de realidad entre nosotros. Todos nos volvimos locos por separado, pero nos teníamos los unos a los otros, y todo lo superamos de forma gradual. Fuimos bendecidos de esa manera", comentó.

"Los extraño. Fuimos grandes amigos, tocamos mucho y atravesamos la locura juntos. Solo había cuatro personas que entendían lo que hemos pasado, y ahora se han reducido a dos. No hay nada que pueda hacer para cambiar eso. Me gustaría poder cambiarlo, pero no tengo ese poder", agregó.

SIEMPRE ESTARÁN EN NUESTRA MEMORIADefinitivamente, las tristes muertes de John Lennon y George Harrison dejaron un gran vacío en el corazón de millones de beatlemaniacos. Pese a que su vida se interrumpió en 1980 por un cobarde asesinato, Lennon dejó un gran legado musical y un auténtico mensaje para promover la paz entre los países. Por su parte, Harrison, quien falleció de un cáncer generalizado, es recordado por ser uno de los mejores músicos de su generación y un autor de melodías incomparables. "Todo lo demás puede esperar, pero la búsqueda de Dios no; amaos los unos a los otros", decía Harrison en ocasiones.