EQUIPO BOLIVIANO. La comisión estuvo encabezada por el canciller David Choquehuanca y el expresidente Eduardo Rodríguez. (EFE)
EQUIPO BOLIVIANO. La comisión estuvo encabezada por el canciller David Choquehuanca y el expresidente Eduardo Rodríguez. (EFE)

LA HAYA (AFP).– Bolivia presentó una demanda contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya con el objetivo de negociar de "buena fe" una salida soberana al océano Pacífico, una acción que Santiago rechazó de inmediato.

La demanda internacional de La Paz significa un giro histórico, tras más de un siglo de reclamos diplomáticos a Chile en distintos escenarios y foros internacionales.

Una comisión del gobierno boliviano, encabezada por el canciller David Choquehuanca y el embajador plenipotenciario y expresidente Eduardo Rodríguez, presentó la documentación ante el tribunal internacional para dar inicio a un litigio que fue preparado durante dos años, con antecedentes jurídicos e históricos.

Choquehuanca leyó una declaración, en las afueras de la Corte, que fue transmitida por el canal estatal de televisión boliviano.

"El estado plurinacional de Bolivia, este 24 de abril de 2013, demanda a Chile ante la Corte Internacional de Justicia, asumiendo el mandato histórico del pueblo boliviano" de recuperar su cualidad marítima, dijo el jefe de la diplomacia boliviana.

Explicó que Bolivia "solicita a la Corte Internacional de Justicia falle y declare que Chile tiene la obligación de negociar de buena fe con Bolivia un acuerdo pronto y efectivo que le otorgue una salida plenamente soberana al océano Pacifico".

La solicitud –aclaró– "no se basa en el Tratado de 1904" que marcó los límites territoriales entre ambas naciones y que según Bolivia se firmó bajo la amenaza de una nueva intervención armada por parte de Chile.

Tras la guerra de 1879 con Chile, Bolivia perdió cerca de 400 km de costa y 120,000 km2, su única salida al Pacífico.

REACCIÓN CHILENALas reacciones en Santiago no se hicieron esperar.

"Quiero dar las más plenas garantías a todos y cada uno de mis compatriotas de que, utilizando todos los instrumentos de los tratados y el derecho internacional, vamos a defender con toda la fuerza del mundo, cada metro cuadrado de nuestro territorio y cada metro cuadrado de nuestro mar", dijo el presidente Sebastián Piñera.

En una declaración pública, el mandatario aclaró que Chile no va "a ceder soberanía a ningún país, porque nuestro territorio, nuestro mar, nuestra soberanía nos pertenecen legítimamente a los chilenos".

Más temprano, el ministro del Interior chileno, Andrés Chadwick, había indicado que "si ellos (los bolivianos) pretenden conversar sobre soberanía marítima de Chile, no, no hay diálogo posible".

SIN BASE JURÍDICAEl canciller chileno Alfredo Moreno vinculó esta acción judicial con la Carta Magna aprobada en 2009 en Bolivia, que da carácter constitucional a la reivindicación marítima soberana.

Para el historiador Cristian Garay, doctor de la Universidad de Santiago de Chile, la demanda boliviana no tiene precedente jurídico y solo se basa en las promesas chilenas de darle solución al problema.

SABÍA QUE

- Chile debe decidir ahora si acepta la jurisdicción de la CIJ para juzgar el caso.

- En caso afirmativo, deberá nombrar a un agente para la causa.

- Si rechaza entrar en el caso, el tribunal tendrá que establecer los siguientes pasos.

- Chile y Bolivia tuvieron un último diálogo entre el 2006 y el 2010, pero no llegó a buen puerto.