“Un bolchevique no puede dirigir Lima”
“Un bolchevique no puede dirigir Lima”

¿Cree que el proceso de revocatoria es, como dice el expresidente Alejandro Toledo, un enfrentamiento entre la decencia y la corrupción?Otorgarle mayor importancia a las declaraciones del señor Toledo sería un error y no pasaría de lo anecdótico. Resulta claro que esta no es una batalla entre dos bandos de dirigentes políticos. Realmente lo que está en juego es la calidad de vida de los ciudadanos de Lima y su derecho a determinar qué clase de autoridades deben gobernarlos.

La alcaldesa alega que se paralizará Lima y se truncaría la ejecución de obras ya proyectadas…Falso. La ciudad ya está paralizada. El año pasado advertimos esta situación y manifestamos la carencia de equipos técnicos solventes a cargo de las tareas metropolitanas. El problema de la gestión de Lima no es solo gerencial (pueden rotar varias veces a los funcionarios) sino de la falta de liderazgo de la alcaldesa.

Los que están a favor del No acusan a los revocadores de ser corruptos. ¿Su abierto apoyo a la salida de Villarán no abona a esa crítica, dado que a usted se le cuestiona por hechos ligados a la corrupción?Falso. En mi caso nunca he sido sentenciado por corrupción. Fuimos objeto de un linchamiento electoral.

Se dice que de prosperar la revocatoria, Lima quedará en el caos…En ese extremo sí comparto la posición de los que defienden la permanencia de la alcaldesa. Me parece irresponsable, ante su salida, dar cabida a un accesitario de origen y actividad desconocida, del cual solo se sabe que pertenece al Partido Comunista del Perú PCP-U. ¿Se imagina el destino de nueve millones de habitantes en manos de un aprendiz de bolchevique?