(AFP)
(AFP)

El fallecido cantante Michael Jackson utilizó a su amigo Mark Lester para que le lleve varias botellas de licor al hotel donde se alojaba y burlara las estrictas medidas de seguridad. Según Lester, el 'Rey del Pop' estaba desesperado por su insomnio y empleaba el alcohol para conciliar el sueño.

También contó que el artista estuvo totalmente ebrio en la conferencia de prensa donde anunció su gira mundial 'This Is It'.

"Michael se desplomó en la cama del hotel. Su médico nos dijo que se había bebido dos tercios de una botella de whisky y que estaba ebrio hasta el punto de no poder pararse.Al final, se serenó para dar su discurso", declaró.

En tanto, ayer se inició el juicio de la familia Jackson contra la productora de conciertos AEG Live, a la que acusan de negligencia en la muerte del cantante.