[Opinión] Aldo Mariátegui: Paren la guerra (la de Velarde/Burneo)
[Opinión] Aldo Mariátegui: Paren la guerra (la de Velarde/Burneo)

Ya la bronca entre el BCR (Julio Velarde) y el MEF (Kurt Johnny Burneo) está por escalar mucho, lo cual no es bueno ante los agentes económicos externos y menos aún en este ambiente mundial tan turbulento, pues tenemos a China en serios problemas por su sector inmobiliario y sus absurdos cierres vizcarrianos para el Covid, Europa asustada por la falta de gas, UK con una libra tambaleante, EE.UU. aún fuerte con su superdólar, pero yendo a una recesión por la necesaria subida de tasas para controlar esta inflación (que avivó Biden) y una LatAm que se ha vuelto una apestada ante los inversionistas por elegir izquierdistas obtusos, demagogos e incompetentes (Castillo, AMLO, Petro, Boric, Fernández y pronto el delincuente de Lula). Burneo comenzó los roces con su disparatada crítica al BCR por subir la tasa de interés en soles (¿Y cómo cree que se va a combatir la inflación?) y no aguantar más la devaluación (no vale la pena quemar valiosas reservas contra un dólar ahora todopoderoso). Luego Velarde le contestó con la verdad: el crecimiento del PBI anunciado por Burneo es inalcanzable (y ese mismo 3% es muy poco), la inversión pública no puede aumentar como Kurt Johnny promete (tanto por razones administrativas –las municipalidades y las regiones son corruptas e incompetentes– como estacionales: las nuevas autoridades que se van a elegir pronto van a ser muy novatas para saber gastar), la inversión privada está comatosa por desconfianza política y finalmente el “Plan Burneo” para relanzar la economía no pasa de ser un conjunto de medidas (bonos, subsidios, etc…) que no van a mover mucho la aguja del crecimiento. Burneo acusó ayer el golpe, pero decidió no entrar a un debate (conociendo lo picón que es, seguramente contestará de alguna manera).

PD: Maricarmen Alva soltó una gran verdad sobre la inexistente “República Saharaui”. Muy crudamente, pero es la realidad: son unos pocos nómades y unos títeres de Argelia. Por necios no quisieron ser españoles en su momento.