notitle
notitle

Eduardo Ferreyros,Al.MercadoSus opiniones se basaban en cuestiones ideológicas, más que en evidencia técnica. Inclusive audiencias educadas, algunos gremios y académicos, se oponían al tratado. Se educó, se realizaron cerca de mil exposiciones sobre el TLC en todo el país, explicando sus objetivos y oportunidades. Tiempo después se logró el acuerdo. Hoy se percibe los beneficios del libre comercio y cerca de 70% de la población apoya los TLC. Aquella batalla contra los opositores se ganó, y hoy los peruanos lo apoyan. Toda política basada en principios sólidos es viable. Pero el TLC no basta, hay que generar infraestructura moderna, mejorar las instituciones de apoyo al comercio exterior, trabajar en educación, innovación, ciencia y tecnología, es decir, trabajar en competitividad.