notitle
notitle

Alfonso Grados,Opina.21agrados@infonegocio.net.pe

Eliminados del Mundial, toca reengancharnos con el Descentralizado. Sonaría interesante hasta percatarnos que el torneo se sigue deteriorando por su bajo nivel técnico (muchos partidos son impresentables) y por una desorganización explicable solo en un fútbol en profunda crisis.

Convivimos con constantes reprogramaciones por problemas de 'control' y 'seguridad' como en el U-Gálvez, partido de mínimo riesgo pero postergado por ¡nuevamente! los palcos del Monumental. ¿Nadie se preocupa de anticipar estas trabas al programar para minimizar el impacto al aficionado?

En paralelo, la violencia en el campo y las tribunas limita la convocatoria de más público. ¿Nos atreveremos algún día a limpiar en definitiva los estadios de barras bravas, descamisados, banderolas y bombos? ¿Quién vela por el hincha que sostiene a duras penas su interés por el campeonato? ¿Cuándo tendremos partidos que valgan la pena, más seguros y mejor organizados? Solo nos queda añorar los Descentralizados de otrora, también con problemas pero compensados con equipos y jugadores atractivos, estadios poblados, liguillas cortas e intensas, tribunas coloridas.

Que alguien se atreva a enderezar el timonel de este barco a la deriva que es nuestro torneo. ¿ADFP, escuchan?