notitle
notitle

Alfonso Grados,Opina.21agrados@infonegocio.net.pe

Con la obtención de la 'U' de su 26° título nacional, se cerró un año futbolístico que vuelve a depararnos más penas que alegrías, empezando por la decepcionante campaña pre-mundialista de nuestra selección, rezagada una vez más a los vecindarios de la cola del torneo. Si bien algunos jóvenes con condiciones iniciaron su ciclo rojiblanco, no han aparecido suficientes valores para prever un recambio saludable. Los menores elevaron algo su nivel competitivo en el año, logrando inclusive la Sub-15 un título sudamericano. Sin embargo, no se nota un despegue del trabajo en divisiones inferiores por los equipos profesionales. Los planes de desarrollo de la FPF no han podido suplir esa carencia estructural. Nuestro torneo sigue chato y mal organizado, sin equipos ni jugadores que marquen diferencia. Ello explica nuestra mediocre actuación en la Libertadores a pesar del buen debut de Garcilaso, el cual sin mostrar un fútbol de nivel superó expectativas. Mejor no hablar de la Copa Sudamericana, en donde dimos nuevamente pena.Es imprescindible que los postulantes a dirigir la ADFP o la FPF en los próximos ciclos eleccionarios lo hagan con planes innovadores y cuadros calificados para definir y liderar el gran cambio requerido. De no ser así, seguiremos cerrando años futbolísticos tan mediocres como este 2013.