(USI)
(USI)

Vivir la Fiesta de la Candelaria es una experiencia única. Hay muchas razones para asombrarse. Una de ellas: ver a miles de personas llevando coloridos y sofisticados trajes de luces. Otro motivo: contemplar a esas mismas personas bailando durante horas, a pesar del cansancio y la lluvia intensa. ¿Cómo hacen para resistir tanto?

Es que la pasión que se vive en esos días es difícil de explicar. La fiesta es de carácter religioso, cierto, un tributo a la patrona de Puno, pero los detalles del festejo son el resultado del sincretismo entre la cultura andina y la española. Tal particularidad atrae cada año a miles de turistas de todas partes del Perú y del mundo.

DÍAS CENTRALESLa Candelaria se celebra prácticamente durante todo febrero. Sin embargo, los días de mayor intensidad corresponden a las presentaciones de los diversos conjuntos de danzas. Este año, el concurso de danzas autóctonas se realizará el 3 de febrero, en el estadio Torres Belón. Una semana después se llevará a cabo el concurso de trajes de luces. Al día siguiente, los conjuntos y las bandas que se presentaron saldrán a las calles para bailar en las principales avenidas de la ciudad. Esto se conoce como la Gran Parada. Cada conjunto se esfuerza al máximo para rendirle tributo a la 'mamacha' Candelaria y, de paso, llevarse el primer puesto de la competencia. El evento puede durar varias horas y, por lo general, termina en la madrugada del día siguiente. Es una fiesta muy intensa que demanda actitud y energía. Si no está acostumbrado a la altura, le sugerimos aclimatarse antes de sumergirse en la celebración.

MÁS DATOS

Si va a Puno, resulta indispensable subir a una lancha y visitar estas tres islas del Titicaca.

Islas de los UrosEstas islas flotantes hechas con totora se encuentran a pocos kilómetros de la ciudad de Puno. El turismo que se desarrolla aquí es de corte vivencial, de modo que podrá compartir de manera especial con los habitantes. Visita obligada.

TaquileSubir las decenas de escalones para llegar a la parte alta del pueblo es algo medianamente exigente. Sin embargo, contemplar desde ahí el lago y el cielo es una experiencia imborrable.

SuasiUna isla en donde predomina un respeto casi sagrado por la naturaleza. Es un espacio privado que cuenta con un hotel y con servicios basados en lo sostenible. Ideal para desconectarse de la rutina.