Juegos Panamericanos

¿El autocultivo para cuándo?

Cannabis medicinal

(Getty Images)

Getty Images

Juan José García
Juan José García

El sábado que pasó, tras una excesiva espera, se publicó el reglamento de la ley que regula el uso medicinal del cannabis y sus derivados, lo cual marca un hito histórico en el país. Al menos 7,596 personas con estado de salud crítico podrán acceder, ahora formalmente, a tratamientos elaborados a partir de cannabinoides.

Pertinentemente, se mejoraron falencias de la versión preliminar del reglamento, que hubiera dificultado el acceso a tratamientos. Por ejemplo, el registro de pacientes-usuarios será vía Internet y no requerirá documentación compleja; las recetas durarán 30 días –10 veces más de lo propuesto– y los pacientes podrán importar tratamientos hasta por seis meses.

Sin embargo, un punto clave quedó fuera del reglamento: el autocultivo. Esto debió debatirse desde el inicio, ya que es desde hace años el desfogue que permite a muchos pacientes mejorar su calidad de vida (en la informalidad) con tratamientos de cannabinoides asequibles.

Entendiendo que las autoridades actúan con prudencia en un sector nuevo y sensible, es inevitable preguntarse qué impide que el autocultivo sea viable. Del reglamento, pueden identificarse tres dificultades.

Primero, solo los laboratorios certificados podrán producir la planta; excluyendo a pacientes, asociaciones y otras empresas. Segundo, se deben crear mecanismos de trazabilidad que impidan que sujetos inescrupulosos se aprovechen del autocultivo con fines ilícitos. Tercero, se debe brindar información a quienes opten por este mecanismo, para que puedan elegir la variedad ideal de cannabis para su dolencia en particular.

Considerando que el arranque de la industria podrá tomar meses, ¿qué pasará con los pacientes? ¿El autocultivo para cuándo?

Tags Relacionados:

Opina.21

Cannabis

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada