notitle
notitle

Dr. Rodrigo Rondón,Opina.21familia@peru21.com

Dejar amarrado a tu perro mientras tú haces las compras en el supermercado o en cualquier otro lugar donde él no puede entrar le genera estrés. Y es que se queda sin saber por qué su dueño se ha ido dejándolo amarrado en una esquina, que suele ser transitada por niños, adultos e, incluso, otros perros. La mascota no entiende que la ausencia de su dueño tomará solo un tiempo. Para ella, lo concreto es que está sola, y esta situación la estresa. El primer riesgo de dejar a tu mascota así es que se la roben. La desamarran, se aprovechan de su desesperación por ser desatada y se la llevan. El segundo riesgo es que muerda. Siempre hay alguien –suele tratarse de un niño– que se le acerca para acariciarla, y esta reacciona atacando. El tercer peligro es que pueda sufrir un golpe de calor. Por descuido, se le puede dejar esperando bajo el intenso sol. Cuando vaya de compras, es preferible que lo acompañe otra persona que se quede con la mascota fuera del establecimiento o, de lo contrario, deje a su perrito en casa. Así evitará cualquiera de los peligros antes mencionados.

El doctor Rodrigo Rondón atiende en la Clínica Veterinaria Rondón. Av. Pedro Venturo 104, Surco. Telfs: 448-6092 / 271-0373 / 271-5542