se pudo evitar. Autoridades no hicieron nada ante denuncias. (Mario Zapata)
se pudo evitar. Autoridades no hicieron nada ante denuncias. (Mario Zapata)

Los pasillos del hospital Daniel Alcides Carrión se convirtieron en escenario de un nuevo feminicidio. Un sujeto que se hizo pasar como paciente para ingresar al nosocomio sorprendió a su pareja –una trabajadora de limpieza– y la asesinó a puñaladas. Después huyó e intentó suicidarse en su vivienda, en Comas.

El hecho ocurrió a las 6:00 de la mañana de ayer, cuando Elena Aponte Córdova (36) realizaba sus labores cotidianas cerca de la capilla del hospital y fue sorprendida por Dennis Rivero Sandoval (35), de quien se había separado hacía un mes.

Este le pidió que retomaran la relación y, ante la negativa de la mujer, le ocasionó varias "heridas punzopenetrantes" y luego escapó, según lo confirmó Aldo Lamas, director regional de Salud del Callao.

"La víctima llegó al tópico con presión arterial baja, taquicardia y aumento de la frecuencia respiratoria. Debido a su gravedad, pasó al área de shock trauma, pero falleció a dos horas después de ser atendida", refirió Lamas.

Asimismo, informó que –de acuerdo con la versión de la familia– Elena Aponte había recibido amenazas de muerte por parte de su pareja, lo cual motivó que hace algunas semanas pidiera garantías para su vida a la Policía.

"Estaba cansada de los constantes maltratos de su pareja y por eso decidió separarse de él", manifestó una de las compañeras de la víctima.

Al cierre de esta edición se supo que el homicida había ingerido veneno. Sin embargo, fue rescatado a tiempo y llevado a un hospital. Se encuentra en calidad de detenido.

DATOS

- La pareja tenía dos hijos. Según los familiares de la víctima, el homicida trabajaba como soldador. Ahora se halla en la clandestinidad.

- Agentes de la Divincri del Callao intervinieron ayer dos viviendas, pero no encontraron al criminal.