Nada justifica los ataques. (Fernando Sangama/USI)
Nada justifica los ataques. (Fernando Sangama/USI)

Esto es guerra. El plantel de Real Garcilaso fue recibido hostilmente por hinchas de Universitario a su llegada a Lima para disputar mañana el segundo partido de la final 2013.

Cuando el cuadro cusqueño salía de la zona de vuelos nacionales del aeropuerto Jorge Chávez, unos 20 barristas comenzaron a entonar cánticos a favor de los merengues. Sin embargo, la tensión se disparó cuando unos energúmenos lanzaron monedas al técnico Freddy García. 'Petróleo', que en ese momento declaraba a la prensa, minimizó el hecho. "Son cosas del fútbol, con tal de que no se llegue a la violencia", señaló.

El lateral Jhoel Herrera sí se mostró muy consternado. ''Tres mil policías para protegerlos en Espinar y a nosotros nos dejaron solos. Empujaron a mi esposa y asustaron a mis hijos", se quejó.

Garcilaso quedó concentrado en el hotel Kingdom, en Lince, curiosamente al frente de donde está alojado el plantel de Universitario.