TRABAS AL COMERCIO. Los muelles se modernizan, pero las vías de acceso aún son un cuello de botella. (USI)
TRABAS AL COMERCIO. Los muelles se modernizan, pero las vías de acceso aún son un cuello de botella. (USI)

Existe una gran congestión en las vías de acceso al puerto del Callao, por lo que debería desarrollarse un sistema de transporte marítimo de cabotaje, propuso Henrik Christensen, director general de APM Terminals, la concesionaria del Muelle Norte del Callao.

"Actualmente, tenemos un cuello de botella para el ingreso y salida de camiones de los dos terminales (Muelle Norte y Muelle Sur), lo cual eleva los costos logísticos de importación y exportación", subrayó el ejecutivo.

TRANSPORTE MARÍTIMOChristensen explicó que el sistema de cabotaje, un servicio marítimo de traslado de mercancías entre puertos, y actualmente inexistente en nuestro país, ayudaría a solucionar el problema.

"Con ello, parte de la carga que llega al Callao se iría vía el mar hacia los terminales del norte y sur del país, en lugar de hacerse por tierra. Así también se ahorra costos. Este mecanismo se utiliza en otros países", sostuvo el ejecutivo.

GAMBETTA INSUFICIENTEChristensen advirtió que las obras de ampliación de la avenida Néstor Gambetta no resolverán la severa obstrucción que se observa en el paso de camiones en esa ruta.

"Cada año entran dos millones de contenedores en los muelles Norte y Sur, lo que genera una gran afluencia de unidades de carga. Se origina un tránsito bastante pesado durante casi todo el día", manifestó.

MODERNIZAN TERMINALAPM Terminals suscribió ayer un contrato con el consorcio constructor FCC de España y con JJC de Perú para la remodelación del Muelle Norte (etapas 1 y 2) en el marco del plan global de modernización.

Las obras de esta infraestructura implican oficinas, un nuevo acceso al terminal marítimo, así como la remodelación del muelle de granos y de la parte norte del muelle principal, lo cual permitirá la llegada de embarcaciones de mayor tamaño.

DATOS

- Inversión en el muelleLas obras de la etapa 1 y 2, que se construirán en paralelo, demandarán US$307 millones y tardarán 699 días.

- Cinco etapasEl plan global de modernización implica cinco etapas que se desarrollarán en 10 años con una inversión total de US$750 millones.