notitle
notitle

Unasur ha demostrado durante su existencia muy poca utilidad para el mejoramiento del desarrollo y diálogo de los pueblos de la región. Al contrario, sirve más como entidad protectora del chavismo y Maduro, tapando con su silencio e inacción todas las atrocidades que ocurren en Venezuela: matanza de estudiantes, encarcelamiento injustificado de los opositores, desaparición de la libertad de expresión, silenciamiento de la democracia, además del descalabro económico.

Su inacción se sustenta en el principio de no intervención a los asuntos internos, pero se olvida del respeto a los derechos humanos y la democracia, lo que es aún más importante, y que justifica la existencia misma de la carta democrática interamericana y los principios de la ONU. Veremos si algo se dice sobre Venezuela en la Cumbre de las Américas que se inicia en unos días.