notitle
notitle

A efectos de realizar su labor, el Congreso tiene 24 comisiones ordinarias de trabajo dividido por sectores y temas. Eran 25, pero se ha eliminado la de Seguridad Ciudadana, lo que no parece coherente considerando el énfasis que le está poniendo este gobierno a dicho tema, a solicitud de la ciudadanía.

Las presidencias de las comisiones se negocian y otorgan considerando el tamaño de la bancada. Así, Fuerza Popular tendrá 13 presidencias, Frente Amplio (FA) 4, PPK 3, Alianza para el Progreso 2, Acción Popular 1 y el Apra 1. Salvo excepciones, las bancadas han salido satisfechas de esta negociación, lo que grafica un democrático manejo por la mayoría fujimorista.

El fujimorismo hubiese podido elegir primero las 13 comisiones; sin embargo, dejó para los otros partidos algunas comisiones trascendentes por su vinculación temática o social con estas bancadas.

PPK no obtuvo la Comisión de Presupuesto, pero sí la de Economía, Comercio Exterior y Justicia; F.A., Trabajo, Vivienda, Mujer y Pueblos Andinos; Acción Popular, Energía y Minas (el gas fue el caballo de batalla de Barnechea en campaña); Apra, Defensa y Acuña, Salud, aunque quería Descentralización. Esta última la escogió el fujimorismo, ya que es la comisión que articula con las regiones y gobernadores.

Los presidentes de la comisión deberían ser congresistas capacitados técnica y políticamente en dichos temas. Las comisiones tienen distintas características: políticas (Descentralización, Presupuesto, Fiscalización, Economía), sociales (Vivienda, Educación, Salud) o técnicas (Comercio Exterior).

La actitud de la mayoría fujimorista en el Congreso hasta hoy ha sido constructiva, tanto al elegir a la presidenta Luz Salgado, de características dialogantes y de experiencia, como en el reparto de comisiones y en el otorgamiento del voto de investidura al premier.