Vizcarra es un monstruo (banal y mediocre) (Foto: Grupo El Comercio)
Vizcarra es un monstruo (banal y mediocre) (Foto: Grupo El Comercio)

Se puede aseverar sin ambages, sin temores, sin dudas: Vizcarra es un monstruo (RAE, 5m: Dícese de la persona muy cruel y perversa). Mil veces les advertí -inútilmente, porque el 80% estaba hipnotizado por él- desde aquí que era un bicho, que tanto su biógrafo Martín Riepl (leer Vizcarra, una breve historia de lealtad y traición, editorial Planeta, julio 2019) como su víctima más directa Mercedes Aráoz le habían retratado perfectamente en su maldad intrínseca. Ambos nos habían advertido de un traidor sistemático, un mentiroso contumaz y un ser desprovisto de todo escrúpulo y de consideración a los demás. De hecho, Vizcarra no debe ir a la cárcel, sino a un manicomio porque su maldad es patológica: está mentalmente enfermo y hubiera sido tranquilamente un oscuro funcionario de campo de concentración nazi, dentro de esa maldad banal, provinciana, rutinaria y mediocre que pintó Hannah Arendt.

Y como el psicópata que es, Vizcarra carece totalmente de remordimientos y en estos momentos no vaya ningún ingenuo a pensar que se siente mínimamente mal por haber traicionado y mentido así al país. ¡Noooo! Más bien, debe estar calculando que mentira inventar, a quien culpar, como distraer o como victimizarse para salir del paso. La pregunta que me hago es cómo tanto coleguita inteligente le idolatró así. ¿Pudo cegarles tanto el odio a los fujimoristas? Y felizmente que se vacó a este monstruo en noviembre, porque hoy hubiera sido defenestrado (lo de la vacuna le volvía insostenible) a dos meses de las elecciones, con todos los problemas que eso traería. Sin querer, este desastroso Congreso derribó a tiempo a un monstruo oculto. Pobrecitos los manifestantes contra Merino… ¡Se vacunaba mientras marchaban! ¡Qué ridículo hicieron!

PD: Estoy esperando que Mario Vargas Llosa se pronuncie sobre Vizcarra, al que también endiosó por sus malditos odios.


ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Los médicos que perdimos, los héroes sin vacuna, los que sí pusieron el pecho

TAGS RELACIONADOS