SE ENTREGÓ. Roberto Ramos Ortegal mató a su conviviente frente a sus dos menores hijos. (Difusión)
SE ENTREGÓ. Roberto Ramos Ortegal mató a su conviviente frente a sus dos menores hijos. (Difusión)

Servir mal la cena, vestir ropa ceñida o, simplemente, ganar más dinero son razones suficientes para que desequilibrados sujetos decidan matar a sus parejas, incluso delante de sus hijos. En lo que va del año, 29 mujeres han sido víctimas de feminicidio en el país y otras 30 quedaron discapacitadas tras sufrir criminales ataques en sus hogares.

Así lo revelan las cifras recogidas por el Ministerio de la Mujer sobre los casos reportados entre enero y abril. Las estadísticas muestran un ligero aumento de esta clase de crímenes con respecto al mismo periodo de 2012, en el que se registraron 24 asesinatos.

¿Y cuáles fueron los principales motivos que desencadenaron estos homicidios? Como era de esperarse, los celos encabezan la lista (65%), seguidos por el hecho de que la víctima había decidido separarse de su agresor (15%). También está el rechazo de las mujeres a aceptar a un sujeto como pareja (11%). Lima y el Callao registraron el mayor número de casos.

MÁS FEROCIDADOlga Bardales, representante del mencionado ministerio, indicó a Perú21 que, en la mayoría de crímenes y tentativas de feminicidio, los agresores se ensañaron con sus víctimas.

"Actuaron con un alto grado de crueldad pues atacaron y mataron a sus parejas con sus propias manos", dijo al precisar que las agresiones más frecuentes fueron golpes (46%), ataques con cuchillo (30%) y asfixia (26%).

Refirió que las 30 víctimas de intento de homicidio quedaron discapacitadas (algunas de ellas mutiladas) y con serias quemaduras y cortes en diversas parte del cuerpo.

OTRA VÍCTIMAComo prueba de esta lamentable realidad, la madrugada de ayer, una humilde ama de casa fue brutalmente asesinada por su conviviente, en presencia de sus dos menores hijos, en San Juan de Lurigancho.

Roberto Ramos Ortegal (40) le increpó a su pareja, María Murrugarra García Tasilla (34), una supuesta infidelidad.

En medio de una fuerte discusión en su casa –ubicada en la avenida Canto Grande–, la acuchilló en el cuello, en el tórax y en el corazón hasta quitarle la vida. El homicida se entregó a la Policía.

DATOS

- El feminicidio fue incluido en el Código Penal en noviembre de 2011. Se castiga con 15 a 25 años de prisión.

- Los agravantes frecuentes de este delito son la crueldad (50%), la premeditación (43%) y la violación sexual (7%).

- En la mitad de casos, los agresores actuaron bajo los efectos del alcohol, según las estadísticas del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual.