No dará marcha atrás. (Luis Gonzales)
No dará marcha atrás. (Luis Gonzales)

La designación de la parlamentaria fujimorista Martha Chávez como coordinadora del grupo de seguimiento a las recomendaciones de la Comisión de la Verdad (CVR) en la Comisión de Justicia sigue desatando polémica.

Ayer, los legisladores Juan Carlos Eguren, presidente de dicha comisión, y Mauricio Mulder coincidieron en que ninguna agrupación o persona puede catalogarse como dueña de los temas de derechos humanos. Así lo expresaron frente a la campaña iniciada en redes sociales por diversas personas y ONG en protesta por tal designación, que las ha llevado, incluso, a realizar hoy un plantón en la plaza San Martín.

Ante los reclamos de las víctimas de La Cantuta, el presidente del Congreso, Fredy Otárola, emitió un comunicado para precisar que cada comisión es autónoma.

Por su parte, Heriberto Benítez cambió de opinión y, tras apoyar a Martha Chávez el jueves pasado, solicitó ayer que se desactive el grupo de trabajo.