PELIGRO. Controlar las fugas del agua contaminada es el principal desafío para los 3,500 técnicos. (AP)
PELIGRO. Controlar las fugas del agua contaminada es el principal desafío para los 3,500 técnicos. (AP)

TOKIO (EFE).– La operadora de la accidentada central nuclear de Fukushima informó que 1,8 toneladas de agua radiactiva se han filtrado a través de brechas en las barreras que rodean los tanques para almacenar líquido contaminado.

Las fugas se han detectado concretamente en las bases de los topes que acordonan dos zonas de tanques de almacenamiento diferentes, según explicó Tokyo Electric Power (Tepco) en un comunicado.

Tepco cree que el agua contaminada que se ha filtrado de una de las zonas afectadas no ha podido llegar al mar dado que no hay ningún desagüe cerca, al tiempo que investiga si el líquido que se ha salido del otro sector de contención ha podido llegar al Pacífico a través de alguna canalización.

Las barreras que rodean las 23 áreas destinadas a estos depósitos en la planta tienen 30 centímetros de altura y se construyeron para evitar que el agua que puedan perder estos tanques fluya al exterior como sucedió el verano pasado, cuando uno de estos contenedores perdió 300 toneladas de líquido altamente radiactivo.

Esa fuga tuvo lugar en uno de los muchos tanques que fueron construidos de manera rápida y económica tras el estallido de la crisis.

Desde entonces, le empresa operadora intenta reemplazar lo antes posible todos los contenedores del mismo modelo. Controlar las fugas de estas cisternas y del líquido contaminado que se acumula en los sótanos de los reactores suponen el principal desafío para los 3,500 técnicos de la planta.

SABÍA QUE

- Las emisiones contaminantes de la central, que resultó golpeada por el terremoto y tsunami que devastó el noreste de Japón el 11 de marzo de 2011, mantienen en evacuación a más de 52 mil personas.