Agrobanco o el eterno masoquismo peruano

“Siempre cada país tiene lo que se merece: el Perú se refleja en las Asu Mare que tanto ve y por eso Pérez es el fiscal perfecto para una sociedad subdesarrollada, infantil, apasionada, manipulable”.

Perú

La conferencia de prensa del fiscal de la Nación, Pedro Chávarry Vallejos. (Foto: Hugo Pérez - GEC).

La conferencia de prensa del fiscal de la Nación, Pedro Chávarry Vallejos. (Foto: Hugo Pérez - GEC).

Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

-Si el criterio para escoger al Hombre del Año en el Perú fueran las portadas, notas y espacios en TV, Chávarry se la lleva por goleada. De verdad que no recuerdo a ningún personaje al que nuestra prensa le haya dedicado tanto espacio a diario. Me preguntaban amigos extranjeros “¿no tienen otra cosa más interesante de qué tratar a diario que ese Chávarry?”. Y, seguramente, ese galardón de fin de año irá para el fiscal Pérez, un funcionario politizado, fanatizado, guiado por lo mediático, oenegético, arbitrario (hasta abusivo) y divinizado por mucho coleguita que se lleva por la moda, lo popular, el linchamiento y lo “políticamente correcto”. Siempre cada país tiene lo que se merece: el Perú se refleja en las Asu Mare que tanto ve y por eso Pérez es el fiscal perfecto para una sociedad subdesarrollada, infantil, apasionada, manipulable e impulsiva. Pérez me recuerda mucho al fiscal Baltazar Garzón, que fue un héroe efímero en España y que ahora es uno de los personajes más repudiados allá.

-Cada vez que alguien me dice que Vizcarra es un estadista, le recuerdo que acaba de resucitar Agrobanco. Un estadista no vuelve a tirar la plata de los peruanos en un esquema que desde hace décadas solo sirve para acabar quebrado por “cabezazos” y que hay que reflotar con nuestros impuestos. No se por qué no le llaman “Beneficencia Agraria”, porque lo que otorga son subsidios regalados y no préstamos. Mucho mejor era la idea del fondo Mi Agro, en la línea de Mibanco. Es como cuando PPK al inicio optó por seguir con los despilfarros de Talara y los Panamericanos. Desde allí no esperé más de ese.

-Hasta ahora me preguntaré por qué Paolo Guerrero no arrancó de titular ante Dinamarca. Ese yerro y el imperdonable Cueva nos costaron pasar a la segunda ronda. ¡Feliz 2019!

Tags Relacionados:

Opinión

Agrobanco

Ir a portada