TENSIÓN. Serenos de San Isidro y Magdalena fueron desplegados en la zona limítrofe. (Nancy Dueñas)
TENSIÓN. Serenos de San Isidro y Magdalena fueron desplegados en la zona limítrofe. (Nancy Dueñas)

Una turba de al menos 35 vándalos –con machetes y hasta armas de fuego en su poder– atentó ayer contra varios carteles de la Municipalidad de San Isidro ubicados en una zona limítrofe con el distrito de Magdalena.

La comuna agraviada acusó a Magdalena de estar detrás de esta agresión, ya que –afirmó– este lugar se encuentra en litigio.

Los hechos ocurrieron a las 4:30 de la madrugada en el cruce de las avenidas Javier Prado y Juan de Aliaga. Ahí, serenos y policías se enfrentaron contra los revoltosos.

Los desconocidos retiraron los carteles y causaron daños a los vehículos del serenazgo. Luego huyeron en un vehículo minivan y una moto.

No obstante, los agentes de la comisaría de Orrantia detuvieron a cinco de los presuntos delincuentes. Se trata de Josué Ruiz (18), Rubén Quispe (44), José Lora (19), Eliel Lora (19) y José Lora (55).

En horas de la tarde, ambos municipios desplegaron agentes del serenazgo en la zona de conflicto.

PLEITO POR LÍMITESAl respecto, Cristian Rosenthal, gerente de Fiscalización de San Isidro, manifestó que la procuraduría de su comuna tomará acciones contra los intervenidos.

"Horas después de los actos vandálicos, Magdalena colocó sus paneles en el lugar. Es evidente que lo ocurrido ha sido una agresión de este municipio", afirmó.

Remarcó que el pleito limítrofe aún viene siendo discutido en una mesa de diálogo convocada por la Municipalidad de Lima.

TENGA EN CUENTA

- Rosenthal pidió a Magdalena tener en cuenta la buena vecindad.

- A pesar de nuestra insistencia, la Municipalidad de Magdalena evitó pronunciarse sobre la denuncia de San Isidro.