Pizarro, Lobatón, Rodríguez, Vargas y Ballón resumen la derrota. Perú peleó pero fue poco para robarle puntos a Colombia. (AP)
Pizarro, Lobatón, Rodríguez, Vargas y Ballón resumen la derrota. Perú peleó pero fue poco para robarle puntos a Colombia. (AP)

Carlos Bernuycbernuy@peru21.com

BARRANQUILLA.- Nos invitaron a tomar una tacita de café. Preguntamos si no era mucha molestia. "No es ninguna", fue la respuesta, y pasamos detrás del anfitrión. La bendita taza nos amargó el día, nos quitó las ganas de dormir en la noche y nos condicionó a ser perfectos ante Uruguay y Venezuela en la fecha doble de setiembre. Porque perdimos 0-2 con Colombia y el café no abrigó. El sufrimiento sigue y seguirá. Y ya no hay margen para el error. Ni de los jugadores. Ni de Sergio Markarián.

Mirando lo que viene, lo de ayer en el Metropolitano dejó sombras y la obligación de encender la luz. Carlos Zambrano se ganó la expulsión con una seguidilla de faltas innecesarias y lo vamos a extrañar frente a Uruguay. Paolo Guerrero, peleado consigo mismo, debe volver a ser el de antes y no este jugador serio y sin alegría. Y habrá que cruzar los dedos para que Jefferson Farfán llegue entero y Claudio Pizarro siga en este gran nivel.

En Barranquilla, donde el calor no golpeó tanto como nuestras propias fallas, el partido se rompió a los 13', cuando Yotún tocó a Camilo Zúñiga en el área. Radamel Falcao se cobró su revancha por haber fallado en la Copa América y el primer sorbo del café colombiano nos quemó la boca.

Con Ballón perdido, Retamoso muerto de cansancio y Juan Vargas lejos de sostener el ida y vuelta por su banda, Perú extrañaba la presencia de alguien que la pisara en el medio y apoyara en la marca, un quinto volante tipo Lobatón o Mariño. Pero el 'Mago' había apostado por un 4-4-2 (con el que siempre perdimos de visita) y así nos iba ante un rival con dos 'aviones' por las alas (Armero y Zúñiga), Carlos Sánchez en plan aduana y Cuadrado entrando y saliendo por derecha como un cuchillo.

Paolo Guerrero intentó desde lejos a los 18', pero Ospina respondió. Después, Markarián quiso remendar su alineación y sacó a Jhoel Herrera y Yotún, ambos amonestados y de mal partido. Adentro un temoroso André Carrillo y un Farfán de chispazos. El 'Depredador' pudo igualar de cabeza a los 34' y la 'Foquita' estrelló un tiro libre en el palo a los 37', pero Colombia encontró otro regalo al filo del descanso, cuando el golero Raúl Fernández y Vargas se quedaron y 'Teo' Gutiérrez añadió un centro de Armero. La lluvia se transformaba en diluvio.

LLUEVE SOBRE MOJADOUna incursión de Claudio Pizarro, a los 51', demostró que la defensa colombiana era débil y que el capitán seguía empujando. Pero casi nadie lo siguió. Carrillo saltaba más que un canguro cuando sentía la pierna rival, Ballón la seguía entregando mal y Paolo perdía las divididas. La torpe expulsión del 'León' sentenció todo.

Toca levantarse. Pasar el trago amargo y seguir despierto. Solo habrá mañana si le ganamos a Uruguay y Venezuela. De lo contrario, habrá que preparar café para el velorio.

TENGA EN CUENTA

- Paolo Guerrero dijo que su bajo rendimiento se debe a su preparación física. "Estoy mal en lo físico, me está costando, vengo con una saturación de partidos. Además, es difícil jugar en Brasil. Tengo que prepararme mejor, es un reto personal", señaló.

- Como visitante en la eliminatoria, Perú cayó con Chile (4-2), Ecuador (2-0), Uruguay (4-2), Paraguay (1-0) y Colombia (2-0).