OJO AL AHORRO. Un millón 350 mil aportan al sistema público. (USI)
OJO AL AHORRO. Un millón 350 mil aportan al sistema público. (USI)

El financiamiento de las pensiones de jubilación por parte de los Estados se ha convertido en una especie de pandemia mundial que acecha a los presupuestos públicos, y el Perú no escapa de este dilema.

Es de tal magnitud el problema que, en Japón, el ministro de Finanzas, Taro Aso, les ha pedido a los ancianos "que se apuren en morir" ante los altos niveles de gasto sanitario que la población mayor de 60 años le genera a su Gobierno.

ES UNA LICUADORAEn nuestro país, en 2012, la Oficina de Normalización Previsional (ONP) requirió S/.5 mil millones por parte del Estado para cumplir con el pago a los jubilados, según la Asociación Contribuyentes por Respeto.

"Conforme pasen los años, esto empeorará por dos razones: la esperanza de vida de los peruanos está aumentando y cada vez tienen menos hijos", advirtió el economista Jorge González Izquierdo.

"Con el tiempo, la pirámide de jóvenes que aporta se va a ir reduciendo y los adultos mayores van a ir aumentando, lo que generará un grave problema", manifestó.

Frente a ello, Ismael Benavides, exministro de Economía, recomendó la creación de cuentas individuales para los nuevos afiliados, lo cual –sostuvo– evitará que su ahorro se destine a otros fines.

Refirió que los recursos que aportaron los actuales pensionistas "se licuaron" por inversiones inadecuadas y por la alta inflación.

"El forado es muy grande, el propio Estado ha contribuido al problema. Se debe sincerar y definir otras fuentes de financiamiento", dijo Benavides.

Por su parte, González Izquierdo propuso que se eleve el descuento mensual que hace la ONP, equivalente hoy al 13% del sueldo –en las AFP es del 10%–, para desincentivar la afiliación a este sistema.

TENGA EN CUENTA

- Población en riesgoUn estudio del BID indica que, en los próximos años, seis de cada 10 aportantes a la ONP no accederán a una pensión.

- Sistema muy costosoEl déficit de la entidad se ha quintuplicado y equivale al 118% del presupuesto del Ministerio de Salud.