notitle
notitle

Eduardo Ferreyros,Al.Mercadoeferreyros@peru21.com

Ramón Morante, el Negro, estuvo vinculado al comercio exterior, en particular a las negociaciones comerciales internacionales, por décadas. Desde su representación en el sector privado y como asesor ministerial, el Negro acompañó al equipo negociador del Perú en todos los TLC que se ha negociado. Fue un actor central para equilibrar la natural preocupación de los industriales peruanos mientras se avanzaba rápidamente en el proceso de apertura comercial. Trabajador incansable, buscó siempre encontrar soluciones trabajando en equipo, y aunque muchas veces discrepábamos, siempre ayudó a avanzar. Frecuentemente su rol fue malentendido, pero el Negro Morante estaba ahí, acompañando, articulando iniciativas, siendo bisagra entre sector público y privado. Actor fundamental en el cierre de las negociaciones, Ramón, alegre y positivo, fue muy querido y respetado por los negociadores peruanos, cumpliendo incluso un rol paternal dentro de un equipo que buscaba lograr lo mejor para el país. Gran amigo y compañero, leal, en las coincidencias y en las discrepancias, no podía regañar, se le escapaba la risa. Gracias Negro, te extrañaremos.