Se negó a abandonar oficinas. (David Vexelman)
Se negó a abandonar oficinas. (David Vexelman)

Con medias verdades y el solitario respaldo de su colega Heriberto Benítez, el legislador Virgilio Acuña Peralta desconoció ayer el acuerdo mayoritario de su bancada de retirarlo de la vocería de Solidaridad Nacional por promover la controvertida 'ley Antauro'. Hasta el cierre de esta edición, el parlamentario se negaba a abandonar las oficinas asignadas al bloque, e incluso convocó a una reunión de bancada cuando ya era oficial su reemplazo por Gustavo Rondón. A la cita solo acudió su escudero Heriberto Benítez, quien asumió su defensa mediática acusando a SN de actuar en forma "injusta" y "abusiva".

Esta situación, según pudo conocer Perú21, habría provocado la incomodidad de la dirigencia de Solidaridad que, trascendió, estaría evaluando sancionar disciplinariamente a Acuña. Inclusive se habría deslizado la posibilidad de una suspensión o separación del partido. Acuña, en tanto, tuvo que aceptar en una entrevista que la iniciativa que impulsó terminará favoreciendo también al hermano del presidente.