Isla está en aprietos. (César Fajardo)
Isla está en aprietos. (César Fajardo)

La Presidencia del Congreso guardó silencio ayer sobre la denuncia de Perú21 respecto al incremento de la planilla de trabajadores en más de 21% en solo 20 meses de gestión nacionalista. Mientras el titular del Poder Legislativo, Víctor Isla, se mantuvo callado, voceros de la oposición exigieron una explicación sobre el exagerado aumento del personal sujeto al régimen del Decreto Legislativo 728 y de los contratos CAS.

Víctor Andrés García Belaunde pidió que el Parlamento inicie un "proceso de reingeniería" separando las funciones administrativas de las legislativas. "El Congreso necesita de un gerente general", anotó tras demandarle satisfacciones a Isla.

Por su parte, Carlos Bruce advirtió que ninguna de las nuevas plazas corresponde a los despachos parlamentarios, y exigió el sustento técnico del incremento del personal.