Crece la violencia confesional. (AP)
Crece la violencia confesional. (AP)

BAGDAD (Reuters).– Unos 800 iraquíes murieron en agosto, informó la ONU, entidad que condenó una oleada de violencia en el país que ha alcanzado niveles no vistos desde 2008.

La mayoría de los 804 muertos eran civiles, que fueron objetivos de tiroteos y atentados reivindicados sobre todo por el ala iraquí de Al Qaeda. Más de 2,000 personas resultaron heridas, según las cifras de la ONU. En julio, los fallecidos llegaron a 1,057.