PRIMER PASO. El tratado aún debe ser ratificado por los países. (EFE)
PRIMER PASO. El tratado aún debe ser ratificado por los países. (EFE)

NUEVA YORK (Reuters).– Delegados de 66 naciones firmaron en Nueva York el primer tratado destinado a regular el comercio de armas convencionales en el mundo. Sin embargo, Estados Unidos, el mayor proveedor de armas en el mundo, aún no se ha sumado a la iniciativa.

El tratado, que fue aprobado por la Asamblea General de la ONU en abril, no entrará en vigor hasta que haya sido ratificado al menos por 50 países, lo que se estima llevará por lo menos entre dos y tres años.

El acuerdo contempla, por primera vez, una regulación común para el comercio de armas convencionales, desde una pistola hasta un tanque. Quedarán prohibidas las exportaciones que contribuyan al genocidio, crímenes de guerra o de lesa humanidad.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, dijo que Estados Unidos planea firmar el tratado "en cuanto el proceso de realizar la traducción oficial sea completado de forma satisfactoria". Sin embargo, el tratado tendrá que ser ratificado por el Congreso de ese país, lo cual vuelve lejana esa posibilidad.

DATOS

- Irán, Siria y Corea del Norte fueron los únicos que votaron contra el tratado. Rusia y China no dejaron en claro si firmarán el acuerdo.

- El mercado global anual de armas, que no tiene control internacional, se estima en US$85,000 millones.