SIGUE IGUAL. Vecinos piden la demolición del Callejón del Buque, en Barrios Altos. (David Vexelman)
SIGUE IGUAL. Vecinos piden la demolición del Callejón del Buque, en Barrios Altos. (David Vexelman)

Todos los años es lo mismo. En invierno, luego de una fuerte llovizna, se produce el colapso de alguna vieja casona que deja damnificadas a familias enteras. Esto ocurrió el miércoles en un solar ubicado en la calle Lucanas 364, en el Cercado, donde 14 personas quedaron prácticamente en la calle.

Como consecuencia de la humedad –a causa de las lluvias–, el segundo piso del inmueble se vino abajo. En este caso no hubo heridos.

Pero tal situación ya había sido advertida. El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) dio a conocer, en el 2011, que 5,746 viviendas del Centro Histórico de Lima se hallaban a punto de colapsar. Lo grave es que esta realidad continúa.

Entre las zonas de alto riesgo, y donde se podrían producir estos peligrosos derrumbes, figuran avenidas principales como Abancay, Rivera Dávalos, Grau y Amazonas. Es decir, en los Barrios Altos.

Este sector tiene construcciones que superan los 100 años y que fueron hechas con quincha y adobe. Una muestra de ello es el famoso Callejón del Buque, que fue devastado por un incendio.

Sin embargo, antes ya había sido carcomido por el tiempo y hoy permanece en escombros sin que pueda ser demolido porque es parte del patrimonio de la nación.

NO SOPORTAN MÁSDe otro lado, un informe de la Municipalidad de Lima señala que hay 555 casonas y solares del Cercado que están a punto de caerse y que han sido declarados como inhabitables.

"A los habitantes (de la calle Lucanas 364) ya se les había advertido sobre el peligro. Pero ellos insistieron en permanecer aquí a pesar del riesgo", manifestó Susel Paredes Piqué, subgerente de Participación Vecinal de la comuna capitalina.

En opinión de Paredes, son tres factores los que ocasionan estas situaciones: la antigüedad de las construcciones, la llovizna y el sistema de de-sagüe que, según dijo, permanece empozado en muchos puntos de los Barrios Altos sin desfogue alguno.

"Es por esta razón que hay filtraciones. Si ustedes ven, en muchos lugares las paredes se humedecen de arriba hacia abajo. Esto es por los desagües que carcomen las estructuras", aseveró la funcionaria.

Una de las últimas damnificadas es Rosa Chiringano Méndez (45), habitante del primer piso de la vivienda de la calle Lucanas cuyo techo se vino abajo. Esto ocurrió la noche del miércoles. Sus siete hijos –entre ellos cinco niños– se salvaron. Ahora ellos ocupan una de las carpas instaladas en la pista por Defensa Civil.

SABÍA QUE

- Según el Senamhi, el nivel de la llovizna de ayer alcanzó el litro de agua por metro cuadrado.

- Las 14 personas damnificadas del último derrumbe pertenecen a dos familias.

- Sedapal negó que el colapso en la calle Lucanas se hubiera debido a una filtración del desagüe. Asimismo, garantizó el funcionamiento del alcantarillado en los Barrios Altos.