OTRA CARA. Los problemas de presión los padece desde años. (Difusión)
OTRA CARA. Los problemas de presión los padece desde años. (Difusión)

La última vez que el expresidente Alberto Fujimori enfrentó un juicio fue en setiembre del año 2009 –por el caso de 'chuponeo', Cable Canal de Noticias, entre otros– y ya padecía el problema de hipertensión, admitió su médico de cabecera, el congresista Alejandro Aguinaga.

Sin embargo, su imagen, en esa fecha, era totalmente distinta a la que mostró ayer, en el inicio del proceso por el caso de los diario 'chicha'.

En el 2009, Fujimori fue a la audiencia con saco y corbata, bien peinado, y dispuesto a asumir su propia defensa.

Con respecto a la aparición de ayer, el presidente de la Sociedad Peruana de Hipertensión Arterial, Santiago Vega, aconsejó a la familia del exmandatario Alberto Fujimori evitar que este siga acudiendo a las audiencias por el problema de presión que tiene.

El especialista explicó que debido a su delicado estado de salud, la presión del exjefe de Estado se puede desestabilizar en cualquier momento, más aún cuando enfrenta un cuadro de tensión.

"En la hipertensión arterial, como en cualquier enfermedad, los pacientes a pesar de estar estables, pueden experimentar que su presión se desestabilice si enfrentan un problema de tensión, como el caso de un juicio", aseguró en canal N.

Pero esta no es la única enfermedad que Fujimori padece. En 1997, le diagnosticaron cáncer en la lengua del que fue operado. En prisión también se le detectó gastritis erosiva severa y un quiste en el páncreas.