MILLONARIA INCAUTACIÓN. La última intervención policial fue el último lunes en un hostal de Comas. (Shirley Ávila)
MILLONARIA INCAUTACIÓN. La última intervención policial fue el último lunes en un hostal de Comas. (Shirley Ávila)

Más de 20 millones de dólares y cerca de 7 millones de euros falsificados ha incautado la Policía entre 2012 y lo que va del presente año, informó ayer la División de Investigación de Estafas de la Dirincri. Son dos grandes mafias las que están detrás del ilegal negocio, que es dirigido desde diversos penales de la capital.

Como se sabe, el Servicio Secreto de los Estados Unidos ya había advertido que Perú era el mayor productor de dólares falsificados. Incluso, esto obligó a que un grupo de agentes de ese país llegara a Lima para coordinar acciones de Inteligencia con la Policía.

OPERAN COMO NARCOSEl coronel Segundo Portocarrero, jefe de la División de Estafas, informó que los falsificadores de billetes operan de la misma forma que los narcotraficantes.

Si bien antes contaban con sus propias imprentas, ahora recurren a diversos locales dedicados a esta actividad y actúan en complicidad con malos trabajadores. Luego se instalan en diferentes hoteles para realizar los retoques de los billetes.

Así, una vez que el ilegal producto ha sido terminado, es ocultado en tapas de libros, en agendas o en artesanías, que son enviados por courier. Y, al igual que los narcotraficantes, emplean la modalidad de los burriers. Es decir, ocultan los billetes en el doble fondo de las maletas, los adhieren al cuerpo de las personas (tipo momia) y hasta los colocan en cápsulas para que sean llevados en el estómago, señaló Portocarrero.

Cuando el destino del dinero falso es Argentina, Ecuador, y Venezuela, los delincuentes lo envían como encomienda a través de empresas de transportes de servicio internacional. En estas no hay ningún tipo de control debido a que no cuentan con máquinas de rayos X, detalló el oficial.

Es más, información de Inteligencia revela que las mafias de falsificadores son integradas por exnarcotraficantes que han visto este ilícito negocio más rentable porque se invierte menos que en la droga, la elaboración es más rápida y los riesgos son menores.

Precisamente, una de las organizaciones que impuso este modo de operar fue la del clan familiar Quispe Rodríguez. Su cabecilla es Joel Nique Quispe Rodríguez, quien en la actualidad dirige su banda desde el penal de Lurigancho.

Cabe indicar que, de acuerdo con la nueva Ley de Crimen Organizado, la máxima pena por este delito es de 12 años.

NEGOCIO ILEGALLas ganancias en este ilegal negocio son millonarias. Según la Policía, para elaborar 8 millones de dólares, los maleantes apenas invierten –entre papel, fotolitos, alquiler de imprenta y otros insumos– 6,500 dólares. Esta cantidad es impresa en tres o cuatro días por tres horas de trabajo diario.

"En los Estados Unidos, un paquete de 100 mil dólares falsos es vendido a 15 mil dólares, y uno de 100 mil euros falsos (en 28 países), a 15 mil euros", refirió un oficial de la unidad especializada.

La última intervención de la Policía fue en la habitación 204 del hostal Las Musas, ubicado en la avenida Belaunde 398, en el distrito de Comas.

Ahí, los agentes incautaron el último lunes 3 millones 707 mil dólares falsos en billetes de 100, así como 422 mil euros falsos e insumos químicos.

La habitación fue alquilada por una pareja hace 15 días. Los detectives detuvieron al administrador del hospedaje, Pablo Sierra, quien es considerado sospechoso porque no registró a los 'huéspedes'.

SABÍA QUE

- Según cifras de la Oficina de Estadística de la División de Estafas, en el 2012 se decomisó US$10 millones 860 mil y, en lo que va del año, US$9 millones 320 mil. Sin embargo, el coronel Segundo Portocarrero dijo ayer que se había incautado US$48 millones.

- El decomiso de 2013 es el mismo que reporta la Oficina Central de Lucha contra la Falsificación de Numerario del BCR.